La Radiografía Panorámica es una técnica radiológica que representa, en una única imagen de dos dimensiones, una visión general de los huesos de la cara y de los dientes, lo que permite tener una visión completa del estado de sus estructuras bucales.

  • Por medio de ella se puede obtener una imagen de los maxilares superior e inferior y sus estructuras vecinas en una sola película.
  • Se llama Radiografía Panorámica porque PAN significa TODO y ORAMA es ver.
  • Las imágenes se ven como aplastadas sobre la imagen plana de la película.
  • El paciente está menos expuesto a radiación, pero no posee precisión o nitidez como con una película periapical.
  • El examinador debe saber que la proyección del haz de rayos X, no se dirige horizontalmente, sino que lo hace oblicuamente desde la parte inferior a la superior.
  • La radiación entra perpendicular a los maxilares pero se realiza sobre una película posicionada en forma curva. Se inicia la exposición desde la apófisis mastoides de un lado hasta el otro lado, siguiendo la forma elíptica de los maxilares.
  • Durante la toma radiográfica de esta película, se pueden presentar imágenes “fantasmas”. Esto significa que durante la realización de ella, el haz de rayos x pasa a través de estructuras que no se proyectan de manera nítida dentro de la imagen. Se pueden ver como imágenes borrosas o vagas, superpuestas sobre estructuras que están bien definidas. A estas proyecciones se les denomina imágenes “fantasmas”.
  • La Columna Vertebral y Mandíbula. Estas imágenes son producidas por estructuras anatómicas como la mandíbula y la columna cervical, y se produce una imagen secundaria entre las dos imágenes.
  • Hay algunas partes de la Unidad de Rayos X: como el Soporte para la Cabeza, Bloque de Mordida, apoyo del Mentón, Porion mecánico, que se pueden observar en la imagen radiográfica, y no deben ser confundidas como partes anatómicas del paciente.

 

 

Cuando indicar una Rx Panorámica:

  • En pacientes que no pueden abrir suficientemente la boca por lesiones inflamatorias o traumáticas que impiden introducirle películas intrabucales.
  • En niños que no colaboran con las técnicas intrabucales.
  • En pacientes que sienten repulsión o nauseas a la introducción de placas intrabucales.
  • Para radiografiar áreas extensas que son afectadas por un proceso patológico.
  • Apreciar el grado de evolución y/o ausencia de los gérmenes dentarios permanentes.
  • En zonas extensas de dientes que no han erupcionado por retención ó inclusión u observar presencia de dientes supernumerarios.
  • Fracturas mandibulares, especialmente de ángulo, rama, cóndilo y apófisis coronoìdes.
  • Para precisar la situación de cuerpos extraños radiopacos.
  • Para radiografiar la articulación témporo-mandibular.
  • En pacientes edéntulos, para apreciar si hay presencia de restos radiculares y la relación del piso del Seno Maxilar con el reborde alveolar.

Ventajas:

  • En una zona película se aprecian dientes de ambas arcadas con sus estructuras óseas.
  • Comodidad tanto para el paciente como para el operador.
  • Se emplea menor tiempo de exposición, aproximadamente 14 seg.
  • Reducción de la dosis de radiación en el paciente por la colimación fina y vertical del haz de Rayos X.
  • Mayor amplitud de las regiones anatómicas.
  • Manipulación sencilla de la técnica.

Desventajas:

  • La definición de las imágenes es ligeramente inferior al de las radiografías periapicales pero es compensada con la amplia cobertura radiográfica que nos ofrece.
  • Manipulación sencilla de la técnica.

Dejar una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con un *